Horarios : Lunes a Viernes de 8 a 18 hs
  Contacto : (+54 381) 4308582 | (+54 381 9) 156381544

Qué hacemos

La Medicina Funcional-Integrativa constituye una nueva ciencia que postula que la salud no es sólo ausencia de enfermedad, sino vitalidad positiva. Teniendo en cuenta la integración de cuerpo, mente y espíritu, se constituye como un nuevo paradigma en el tratamiento de enfermedades crónicas.

¿Qué significa este nuevo paradigma de la Medicina Funcional Integrativa?

El antiguo paradigma, aún vigente en la medicina hegemónica, apunta a realizar diagnósticos que llevan en general a tratar cada síntoma con una droga. En Medicina Funcional Integrativa se incorporan conceptos nuevos que requieren abandonar conocimientos viejos, lo más parecido a desaprender algunas conceptos arraigados como creencias. En este proceso es necesario entender cuáles son las causas de la enfermedad para poder restaurar la función, en lugar del mero alivio de los síntomas. Necesitamos adquirir nuevos conceptos y modos de investigar para dar solución a los problemas complejos que hoy se presentan en salud, para darle paso a conocimientos de avanzada que nos permitan dilucidar el mecanismo de la enfermedad crónica.

A pesar de los innovadores tratamientos y sofisticados procedimientos, el crecimiento exponencial de la epidemia de enfermedades crónicas ha comprometido la efectividad del sistema de salud de muchos países, contribuyendo a la bancarrota de economías nacionales y globales.

Una de cada dos personas en los países industrializados sufre de enfermedades crónicas, lo cual representa el 80% del costo en salud. 

Esta paradoja nos lleva a pensar que lo que estamos haciendo no está funcionando. 

Por supuesto que esto es significativo, pero más impactante es el costo individual de aquel que sufre, lo cual es inconmensurable. ¿Cómo cuantificar el sufrimiento de aquellos que amamos, la desazón de perder nuestra calidad de vida? Esta es una de las preguntas que se hace la Medicina Funcional-Integrativa, una ciencia nueva dedicada a prevenir y revertir enfermedades, entendiendo cómo nuestros genes marcan nuestra individualidad y cómo inciden todos los factores ambientales en la expresión (o no) de dichos genes. El genoma humano puede tener variaciones (polimorfismos) que nos hacen susceptibles a diversas noxas. Podemos modificar nuestro estilo de vida, dieta, microbiota (bacterias que nos habitan) y medio ambiente para optimizar este potencial tan único. No hay una mejor o peor genética, lo que hace la diferencia es principalmente el estilo de vida.

La Medicina Funcional integrativa es además una medicina predictiva, es decir que podemos detectar y resolver ciertos factores que posteriormente pueden desarrollar diversas patologías. 

Además, posibilita llegar a la tercera edad con mayor estado de salud y vitalidad para poder disfrutar plenamente esta etapa de la vida en que nos merecemos bienestar y descanso. 

Se trabaja profundamente a través de un proceso en que los individuos son participantes activos en la construcción del estado de salud,  entendiendo cómo los estilos de vida, la dieta y el medio ambiente influyen en la expresión genética y determinan cómo lucimos, actuamos y sentimos. 

Por este motivo no se realiza un tratamiento único sino un proceso que incluye  diferentes opciones según las necesidades individuales de cada persona. Se trabaja en la motivación y el compromiso de quien busca una solución para sus trastornos, con especial énfasis en la importancia de los cambios de estilos de vida. 

Los principios de la Medicina Funcional Integrativa son: 

  1.  Medicina centrada en el paciente y no en la enfermedad.
  2. Identificación de la salud como vitalidad positiva y no sólo la ausencia de enfermedad.
  3. Individualidad bioquímica (para eso se requieren los estudios complementarios de laboratorio, mucho más extensos que los llamados “estudios de rutina” y otros estudios más sofisticados (de microbiota, de sensibilidad alimentaria, de metilación, mineralograma para determinar metales tóxicos en cabello, ácidos orgánicos microbianos y perfil de carbohidratos urinarios y otros).
  4.  Balance dinámico entre factores externos e internos: factores genéticos y epigenéticos (ambientales, emocionales, alimentarios)
  5.  Considerar al individuo en su totalidad: interacción cuerpo, mente y espíritu para un completo abordaje.
  6. Promover no sólo el incremento del tiempo de vida sino el tiempo de vida con óptima salud.

Homeopatía

La Homeopatía (del griego homoios: semejante y pathos: enfermedad) es un sistema terapéutico que trata…

Ver Más