Horarios : Lunes a Viernes de 8 a 18 hs
  Contacto : (+54 381) 4308582 | (+54 381 9) 156381544

Alimentación Responsable

Ser consciente implica tener conocimiento. Alimentación consciente significa saber qué se come, cuándo se come y cómo se come, de manera coherente, en sintonía con la propia naturaleza.

Una vez que la persona está informada, será responsable de adoptar o no los cambios necesarios para prevenir enfermedades futuras o para curarse de alguna enfermedad que padece en el momento actual. La nutrición responsable es inteligente, nos ayuda a vivir en plenitud en los diferentes planos de nuestro ser (no sólo físico, sino también mental y espiritual).

Hay individuos que hoy ya no pueden evitar enterarse de la importancia que la alimentación tiene en la salud y “miran para el costado” para no renunciar a la alimentación moderna. Aun quienes padecen enfermedades crónicas y degenerativas y cuentan con información, se resisten a los cambios. A su vez, hay un número creciente de personas que eligen alimentarse sanamente aun sin padecer patología alguna, por todo lo que implica esta sabia elección.

Algunas afirmaciones (excusas) que impiden cambiar:
• “La alimentación saludable es más cara”. Falso. Se pueden comprar algunos productos en casas mayoristas. Se consiguen productos orgánicos con un recargo de sólo un 25%. Además lo que se puede ahorrar comprando alimentos contaminados y tóxicos se paga mucho más caro en la consulta al médico, al odontólogo y en medicamentos.

• “No consumo frutas ni verduras porque están llenos de agrotóxicos: pesticidas y fertilizantes químicos”
. Si comparamos, es mucho peor lo que contiene la carne, el pollo o los alimentos industrializados. Y lo peor es que éstos no pueden “descontaminarse”. En cambio sí se logra con las frutas y verduras lavándolas con vinagre y luego con bicarbonato.

• “En la dieta vegetariana faltan proteínas”. 
Totalmente falso.

Los vegetales poseen todos los aminoácidos que necesita el cuerpo para construir las proteínas. Algunos alimentos de origen vegetal poseen todos los aminoácidos esenciales, tales como el amaranto, el pasto de trigo, los brotes de alfalfa, la espirulina, la quinoa, entre otros. Se aduce también que el vegano o crudivegano pierde masa muscular. Nada más alejado de la realidad. Hay físico culturistas y atletas famosos que son veganos o crudiveganos. La falta severa de proteínas en la alimentación produce un cuadro llamado kwashiorkor. Esta patología se encuentra sólo en regiones del mundo con hambruna que lleva a la desnutrición.

• “Los vegetarianos tienen déficit de vitamina B12”
Es cierto que los vegetarianos pueden tener carencia de Vitamina B12, pero también hay una gran proporción de carnívoros con déficit de esta vitamina. Los crudiveganos presentan luego de cuatro años de dieta, mayores posibilidades de presentar carencia. Esto se resuelve fácilmente suplementando la dieta con vitamina B12, que recomendamos sea de origen natural (evitar suplementar con vitamina B12 convencional de laboratorio). Lo ideal es utilizar metilcobalamina e hidroxicobalamina según el caso. Evitar la cianocobalamina.

• “Si no consumes lácteos tendrás carencia de calcio”.
Ya se ha demostrado en numerosos trabajos científicos de investigadores independientes, que contrariamente a lo que se cree, los lácteos, al acidificar la sangre descalcifican, contribuyendo a la osteoporosis.
Sólo en las semillas de sésamo hay nueve veces más calcio que en la leche. Hay calcio en vegetales de hoja verde, algas, semillas oleaginosas, frutas y frutos secos, cereales, etc.

• “Hice tres meses de dieta vegetariana y me sentí todo el tiempo débil y mejoré cuando volví a comer carne”
Es muy probable que la dieta vegetariana no haya estado equilibrada en cuanto a la ingesta de macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas). En el caso del ejemplo se podría haber resuelto comiendo más proteínas y grasas: semillas oleaginosas, espirulina, polen, levadura nutricional, cereales sin gluten, aceitunas negras. No debemos olvidar que las dietas deben ser personalizadas. Una alimentación vegetariana equilibrada según cada individuo, deberá en todos los casos dar como resultado mayor energía y un pH sanguíneo alcalino.

• “Esta propuesta alimentaria te margina socialmente”
Hoy, pensar de esta manera constituye un prejuicio. Cada vez son más los vegetarianos en el mundo y cada vez son más respetados. Donde hemos visto más gente interesada por temas de alimentación saludable es en las reuniones sociales. Cuando somos invitados a reuniones o fiestas consumimos ensaladas y llevamos por ejemplo crackers, sal marina, quesitos vegetales que deleitan a los comensales sentados a nuestra mesa.