Horarios : Lunes a Viernes de 8 a 18 hs
  Contacto : (+54 381) 4308582 | (+54 381 9) 156381544

Limpieza Hepática Profunda

Debido a la alimentación moderna y a la contaminación ambiental, aún observando una alimentación saludable, el ser humano presenta algún grado de intoxicación hepática. Los cálculos intrahepáticos son producto de la intoxicación y deben ser eliminados para lograr una función hepática óptima.
A continuación, describimos la técnica de limpieza hepática y de la vesícula biliar, desarrollada por el naturista alemán Andreas Moritz.

Notas
• Se deberá seguir el protocolo en forma estricta para evitar molestias desagradables. “Si se siguen todas las instrucciones al pie de la letra, no se corre riesgo alguno”.(Moritz)
• El ácido málico que contiene la manzana ablanda los cálculos y facilita su paso por los conductos biliares.
• Ocasionalmente pueden aparecer diarreas por la salida de bilis estancada; y distensión abdominal
• Previo a comenzar con la limpieza hepática se deberán realizar tres colónicos en días sucesivos o día por medio y se evitará consumir grandes cantidades de comida, frituras, carnes, huevos, lácteos.

ETAPAS:

1. Seis días preparatorios:
Se aconseja comenzar un día domingo hasta el día viernes. Son seis días donde se debe consumir el kilogramo de manzanas diarias y mantener la siguiente alimentación:

• No comer ninguna clase de harina blanca (pastas, pan, galletas).
• No consumir frituras, dulces en exceso, alimentos refinados, carnes.
• No tomar alcohol, café, té negro ni gaseosas. No fumar.
• Evitar bebidas frías o congeladas
• Evitar comidas de origen animal,
• Evitar almidones (papas, fideos, avena), harinas en general, lácteos y fritos
Evitar vitaminas y todos los medicamentos posibles. Es importante no dar trabajo extra al hígado que pueda interferir con el esfuerzo de limpieza.
No es conveniente hacer la limpieza hepática mientras se están tomando antibióticos, analgésicos, estatinas, corticoides y otros fármacos supresores. Se deberá esperar al menos 10 días para la limpieza luego de la suspensión de estos medicamentos.

Alimentos sugeridos
Se sugiere consumir el mismo tipo de alimentos detallados para la hidroterapia colónica, incluyéndose además remolacha y tomate si lo desea.

 

2. Limpieza hepática propiamente dicha:
Los dos días siguientes, sábado y domingo (o los que convengan según su actividad), se reservan para la limpieza propiamente dicha y para el reposo

Día 1
* Por la mañana desayunar sólo frutas y almorzar liviano: vegetales al vapor, verduras crudas. Sugerimos licuar todo a modo de sopas y batidas para que no se eliminen restos de alimentos en las evacuaciones del día 2.
• A la hora 14:00 suspender la ingesta de alimentos, sólo se podrá beber agua.
• 18:00 hs. Beber una cucharada de sales de Epson en un vaso con agua
• 20:00 hs. Beber el segundo vaso con las sales de Epson
• 21.30 hs. Si no se evacuó el intestino ni se realizó hidroterapia colónica en las últimas 24 horas, se hará un enema de agua
• 22:00 hs. Unos minutos antes preparar en el frasco (tamaño mermelada) la mezcla de jugo de pomelo (o limón y naranja): 2/3 de vaso de jugo más ½ vaso aceite de oliva. Cerrar el frasco y agitar enérgicamente unas 20 veces. Beber de pie. Acostarse inmediatamente boca arriba con dos almohadones o sobre el lado derecho con las rodillas flexionadas al menos durante 20 minutos. Es conveniente no conversar en ese tiempo y procurar dormir enseguida.

Día 2
• 6-6.30: Beber tercer vaso con las sales de Epson. Mantener el cuerpo vertical. Se podrán hacer ejercicios muy livianos, por ejemplo Yoga.
• 8-8.30: Beber cuarto vaso con las sales de Epson.
• 10-10.30 se podrá beber un jugo y a la hora dos frutas frescas y una hora después un almuerzo liviano.
Resultados: Las deposiciones son líquidas y con cálculos y al comienzo con restos de alimentos. Los cálculos son claros o de color verde oscuro (las más antiguas). El tamaño de las piedras es variable, desde un grano de arroz hasta 2,5 cm de diámetro. Pueden aparecer decenas o cientos en una sola limpieza. Si las piedras se van al fondo del inodoro se trata de cálculos calcificados que provienen de la vesícula. Puede aparecer en la superficie del inodoro una “espuma” blanca formada por millones de pequeños cristales de colesterol. Las piedras verdes y amarillentas son todas blandas por acción del ácido málico de la manzana.

CALCULOS BILIARES ELIMINADOS A TRAVÉS DE ESTE PROCEDIMIENTO

     

DATOS DE INTERÉS:

• La frecuencia para realizar la limpieza es cada tres o cuatro semanas. Luego de la eliminación total de los cálculos la frecuencia para repetir la limpieza dependerá del tipo de alimentación. Lo aconsejable es hacer una al menos cada seis meses

• Dejan de eliminarse cálculos luego de 6 u 8 limpiezas. En casos de gran intoxicación hepática se necesitarán 10-12 limpiezas

• Asegurarse de limpiar el colon antes y después de hacer una limpieza de hígado. Evacuar el intestino con regularidad no es necesariamente una indicación de que el intestino no está obstruido. La limpieza de colon, debe ser hecha preferiblemente durante la preparación, ayuda a evitar o minimizar cualquier malestar o náusea que pueda surgir durante la purga de hígado.

• Previene el retorno de la mezcla de aceite o de desechos del tracto intestinal. Además, ayuda a que el cuerpo acelere la eliminación de las piedras. La Irrigación de Colon (Hidroterapia de Colon) es el método más fácil y rápido para preparar el colon para la limpieza del hígado.

• Luego de la limpieza pueden quedar atrapadas algunas piedras en el colon. Lo ideal, insiste Moritz, es hacer hidroterapia colónica, el segundo o tercer día después de la limpieza de hígado. Si los cálculos permanecen en el colon pueden causar irritación, infección, cefaleas, molestias abdominales, etc. En el caso de que por cualquier circunstancia no se pueda hacer hidroterapia colónica se recomienda hacer un enema de café seguido de uno a tres enemas de agua.

• Si al paciente se le ha extirpado la vesícula biliar o padece de enfermedad de la vesícula biliar se recomienda antes de la limpieza, tomar jugo de arándano sin azúcar durante dos a tres semanas a razón de medio vaso de jugo disuelto en medio vaso de agua (125 ml de jugo mezclados con 125 ml de agua). En lugar del jugo de arándano se pude utilizar tintura madre de oreja de ratón: 30 gotas disueltas en medio vaso de agua, tres veces por día (La oreja de ratón favorece la evacuación de bilis y evita la formación de cálculos biliares).

• Personas que no pueden consumir manzanas: diabéticos, pacientes con úlcera de estómago, cáncer o candidiasis. Se reemplazan las manzanas o su jugo utilizando dos gramos de ácido málico disueltos en un litro de agua tibia; bebiéndolo a sorbos durante el día.

• Algunas personas necesitan hacer dos y hasta tres limpiezas antes de que comiencen a expulsarse los cálculos.

• Excepcionalmente la limpieza hepática no da resultado y la causa fundamental se debe a que los cálculos son muy densos o están muy calcificados. En este caso se recomienda durante dos a tres semanas tomar 20 gotas de tintura madre de Rompepiedra (Phyllanthus niruri) en un vaso de agua tres veces por día.

Crisis depurativa durante el proceso de limpieza hepática profunda

Según las circunstancias personales, puede manifestarse una crisis curativa. Como las limpiezas profundas de órganos implican un tratamiento de desintoxicación natural, pueden producirse trastornos momentáneos, pasajeros, que finalmente desaparecerán y resultará en un mejor estado general de salud. Estos trastornos son señal de que el proceso de purificación ha comenzado. Podrán aparecer dolores de cabeza, de espalda, de piernas, náuseas y otras molestias menores.
En algunos casos los dolores de cabeza o nauseas se deben a que no se han seguido correctamente las instrucciones. En este caso se aconseja, después de la limpieza hepática beber 125 ml de jugo de manzana durante siete días seguidos, media hora antes del desayuno.